closed pine cone

¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo! Por lo tanto, mis queridos hermanos, sigan firmes y constantes, trabajando siempre más y más en la obra del Señor; porque ustedes saben que no es en vano el trabajo que hacen en unión con el Señor. 1 Cor 15:57-58

Señor, Dios nuestro, te damos gracias por permitirnos vivir en tu amor. Te damos gracias por tu promesa de que todo sufrimiento en la tierra llegará a su fin. Escúchanos cuando nos dirigimos a ti con todo corazón. Nosotros somos débiles y tú eres fuerte. Nuestra esperanza y confianza están en tu fortaleza. Que nuestra vida con todas sus preocupaciones permanezca en tu cuidado hasta el día en que tú actuarás con poderío y el mundo entero sabrá perdonar el pecado, te alabará y agradecerá eternamente sólo a ti. Amén.