heartnut shells

¡Tú eres nuestro padre! Aunque Abraham no nos reconozca, ni Israel se acuerde de nosotros, tú, Señor, eres nuestro padre; desde siempre eres nuestro redentor. Is 63:16

Señor Dios, te agradecemos al mirar el pasado a través de las eras cuando tus siervos elevaron una voz dando testimonio de ser tú nuestro Padre, quien dirige a las naciones a su verdadero objetivo. Y aunque tome largo tiempo, te damos gracias por permitirnos ser parte de este testimonio. Te damos gracias por tanto amor y bondad que aún brillan en nuestro tiempo como luz para las naciones. Vela por nosotros. Que tu Espíritu crezca más y más fuerte dentro de nosotros. Trae la redención proclamada por tus siervos, y haz que amanezca tu luz sobre el mundo entero para honrar tu nombre. Amén.