wood shavings

Deja tus preocupaciones al Señor, y él te mantendrá firme; nunca dejará que caiga el hombre que lo obedece. Sal 55:22

Querido Padre celestial, tú nos permites ver y sentir tu gran bondad hacia nosotros. Concédenos ayuda interior para ser vencedores en el Salvador, alegrarnos de estar a su lado con fe y lealtad, y con la fuerza del alma que nos libera de toda carga por dejarles en tu bondadoso cuidado. Escúchanos cuando juntos oramos a ti. Todo lo que te pedimos y anhelamos, todas nuestras preocupaciones hasta la más pequeña, la dejamos a tu cuidado rogando que tu nombre sea glorificado en la tierra y en el cielo. Amén.