Pero si allí buscan al Señor su Dios con todo su corazón y con toda su alma, lo encontrarán. Dt 4:29

Señor, Dios nuestro, buscamos tu presencia y anhelamos encontrarte. Que nosotros te encontremos como tu pueblo te encontró en el pasado cuando tú te acercaste con muchas señales y milagros. Que nuestros corazones comparezcan ante ti con respeto y confianza y que obtengan fuerza de ti. Que muchos en nuestro tiempo te busquen y reciban tu consuelo y ayuda, porque tú provees fuerza y valor a los pobres y desamparados, a los que sufren y a los que mueren. No permitas que nuestra era pase en vano, oh gran Dios, todopoderoso. Con seguridad un nuevo tiempo debe llegar, un día nuevo debe nacer en la era actual. Esta es tu voluntad y en tu voluntad confiamos. Amén.