Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos: Hoy les ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías, el Señor… En aquel momento aparecieron, junto al ángel, muchos otros ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: «¡Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra entre los hombres que gozan de su favor!» Lc 2:10-11, 13-14

Señor Dios, Padre nuestro que estás en el cielo, tú nos has enviado al Salvador, quien ha nacido para traer gran alegría a todos los pueblos. Pedimos que tu nombre sea glorificado. Dale al mundo la paz que solo tú puedes dar, paz que brote de nuestros corazones. Permite que tu favor se apoye sobre nosotros, para poder aguantar nuestros sufrimientos en la tierra. Necesitamos tu amorosa ayuda para permanecer firmes interiormente hasta que todo el mundo pueda ser alcanzado por el mensaje: "Ten fuerza en la gracia de Cristo Jesús" Amén.