red geranium flower and leaves

No hagan nada por rivalidad o por orgullo, sino con humildad, y que cada uno considere a los demás como mejores que él mismo. Ninguno busque únicamente su propio bien, sino también el bien de los otros. Filipenses 2:3–5

Señor y Dios nuestro, venimos ante ti en el nombre grandioso de Jesucristo. Te damos gracias porque mientras vivimos todavía en la tierra, tú nos das esperanza y alegría en este gran nombre. Que por medio de tu Espíritu nazca algo dentro de nosotros, y nos convirtamos con Jesucristo en una sola mente. En todas nuestras relaciones con los demás, queremos aprender que es mejor someternos con paciencia que dominar; mejor servir que gobernar; mejor ser el más débil que oprimir a otros. Danos esta actitud, para que se manifieste en muchos y se hagan cristianos, no sólo en sus palabras y pensamientos, sino cristianos de corazón, amando a sus prójimos en unidad con el Salvador en cada paso del camino. Amén.