black-eyed susan flowers

Simón Pedro le contestó:—Señor, ¿a quién podemos ir? Tus palabras son palabras de vida eterna. Nosotros ya hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios. Juan 6:68–69

Querido Padre que estás en los cielos, venimos a ti buscando comunión contigo porque sabemos que todo lo que tiene vida viene de ti, todo el desarrollo entre los hombres depende de ti, y nuestro ser interior puede ser fortalecido por tu Espíritu. Protégenos y renueva nuestra fuerza una y otra vez para que se haga tu voluntad entre nosotros y encontremos ánimo para nuestras vidas, aun cuando muchas dificultades nos amenazan. Déjanos permanecer siervos tuyos e ir con alegría para enfrentar lo que viene. Bendícenos hoy y cada día según tus promesas. Amén.