red carnation buds

La luz verdadera que alumbra a toda la humanidad venía a este mundo. Aquel que es la Palabra estaba en el mundo; y, aunque Dios hizo el mundo por medio de él, los que son del mundo no lo reconocieron. Vino a su propio mundo, pero los suyos no lo recibieron. Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios. Juan 1:9–12

Querido Padre que estás en los cielos, te damos gracias porque podemos ser tus niños. Gracias por darnos tu Espíritu para ser verdaderamente hijos tuyos. Reúnenos en comunión contigo para que nuestro corazón y mente y todo dentro de nosotros se dé cuenta de la alegría que nos puede llegar por medio de tus regalos. Aunque el mundo de hoy está en confusión, duda y perdido en las cosas materiales; danos tranquilidad para recibir de ti el poder de la fe. Porque por medio de la fe, podemos llegar a saber lo que tú eres y lo que tú serás para todos los hombres algún día, por medio de Jesucristo el Señor. Amén.