lipstick plant with orange flower

Por eso, hermanos, ya que Dios los ha llamado y escogido, procuren que esto arraigue en ustedes, pues haciéndolo así nunca caerán. De ese modo se les abrirán de par en par las puertas del reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. 2 Pedro 1:10–11

Señor y Dios nuestro, te damos gracias a ti por indicarnos la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Gracias por haber iniciado el darnos una nueva visión, misma que ya ha transformado muchas cosas, y que nos permite andar alegres, confidentes y con esperanza de lo que aún está sin resolver. Que todo esto viva en nuestro corazón y nos llene de agradecimiento para contigo. Queremos ser valientes y no perder de vista todo lo que hay que cambiar, y así tomar parte como trabajadores en tu viñedo. Que la luz que tú nos has dado continúe brillando en nosotros cada vez con mayor intensidad, como tú has prometido. Amén.