yellow daffodil

Antes que ellos me llamen, yo les responderé; antes que terminen de hablar, yo los escucharé. Isaías 65:24

Nuestro gran Dios, escondido todavía aunque tan evidente y cerca, te damos gracias porque trabajas en nosotros aun antes de pedirlo. Te damos gracias por llevarnos con atención antes que lo percibamos. Permanece así con nosotros y despierta a nuestro corazón en el momento correcto, para que no nos sorprendan las cosas difíciles que experimentemos; que estemos preparados en cada momento para estar alertas y orar, confiando que no estamos abandonados en la lucha constante aquí en la tierra. Danos esperanza, Oh Dios, de que se acerque el momento cuando todos los hombres oigan la proclamación: “Vean, un cielo y una tierra nuevos, porque ustedes han aprendido a buscar el honor de Dios en todo.” Amen.