purple and pink pulmonaria flowers

Ninguno de nosotros vive para sí mismo ni muere para sí mismo. Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. De manera que, tanto en la vida como en la muerte, del Señor somos. Para eso murió Cristo y volvió a la vida: para ser Señor tanto de los muertos como de los vivos. Romanos 14:7-9

Señor Dios, únenos con Cristo Jesús, Él vivo y resucitado. Únenos hasta que nuestras vidas se sumerjan completamente en tu voluntad a través de Jesucristo. Arráncanos y líbranos de todo lo que nos amarra a la tierra. Haz de nosotros un pueblo libre que siempre levante la cabeza y mire hacia arriba porque se acerca nuestra redención. Dios todopoderoso, por más difícil que sea la etapa confiamos en ti. Recuerda a todas las naciones, porque es tu voluntad reunirlas en tu reino. Tú, oh Dios, eres nuestro refugio y socorro. En ti confiamos hasta el final. Amén.