grasses

Un hombre debe tener una nueva vida: la vida divina; un nuevo corazón: un corazón puro; debe ser una nueva creación; debe tener un amor divino y un odio divino. Cualquiera cosa menos que esto, es tan ridículo como tratar de cruzar a cien metros por encima de la cataratas del Niagara, en una barca de remos.

Fuente: C. T. Studd: Cricketer & Pioneer