Dragonfly

Los niños nos enseñan una lección que los adultos debemos aprender: no avergonzarnos de fracasar, sino levantarnos e intentarlo otra vez. La mayoría de los adultos tenemos tanto miedo, somos tan cautelosos, tan «seguros» y por lo tanto tan retraídos y rígidos…Por esa razón muchos humanos fracasan. La mayoría de los adultos de mediana edad se han resignado al fracaso.

Fuente: Su nombre es hoy