mushroom2

¡Cuán pocas cosas están demostradas! Las pruebas solo convencen al espíritu. La costumbre hace que nuestras pruebas sean más fuertes y más creídas; ella inclina al autómata, que arrastra al espíritu sin que éste se dé cuenta. ¿Quién ha demostrado que mañana habrá luz, y que moriremos? ¿Y hay algo más creído? ...Por último, a ella hay que recurrir una vez que el espíritu ha visto dónde está la verdad, para empaparnos y teñirnos de esa creencia que en todo momento se nos escapa; pues tener sus pruebas siempre presentes, es demasiado pedir.

Fuente: Pensamientos