queen annes lace seeds

Hermanos y hermanas, ¡libérense de cualquiera zanja en la que estén estancados! Los que no quieren ser libres, pues que hagan como quieran, pero que no digan que estás viviendo en el espíritu de Cristo. Se puede continuar con viejas costumbres y ser parte de la cristiandad, pero no del reino de Dios. Se puede vivir en el cristianismo, sin estar en Cristo; el abismo entre los dos es muy grande. Puedes echar raíces y hacer tu agosto, pensando: «Ahora lo tengo todo», pero nunca ganarás la eternidad. Eso es algo totalmente distinto. La «ciudad» que ahora tenemos no nos interesa; pues no puede durar. Más bien, buscamos la ciudad futura que Dios señala ante nuestros ojos —en la cual Cristo es el soberano.

Fuente: Ihr Menschen seid Gottes