pine cones

Dios ha creado a cada persona para un propósito. Él tiene su plan de amor para ti, para mí, para todos. El problema es que nosotros hacemos nuestros propios planes. Queremos que se realicen de cierta manera y en cierto momento. Y nos volvemos amargados cuando no se materializan. Sin embargo, se necesita llegar a un momento de la vida cuando se puede decir, «Tú, oh Señor, escoge por mí». Santa Teresita del Niño Jesús dijo algo que me ha impresionado muchísimo: «lo que más quiero es lo que Dios escoge por mí». Cielo santo, ¿qué más quieres?

Fuente: Creados para la alegría