winterberry

Si hubiera una nueva droga maravilla en el mercado que hiciera que los niños se comportaran mejor, mejoraran sus calificaciones, se sintieran más felices y evitaran las conductas peligrosas, muchos padres en todo el mundo estarían dispuestos a vaciar sus cuentas bancarias para adquirirla. Asombrosamente, tal producto realmente existe. No está regulado por la FDA [Administración de drogas y alimentos de EE. UU.], no tiene malos efectos secundarios, es absolutamente gratis y está disponible para cualquier persona en cualquier momento. Esta cura milagrosa se llama gratitud.

Fuente: Su nombre es hoy