honeysuckleleaves4

¿Puede uno ir al doctor y pedirle que le quite el dolor de un brazo roto antes de que el hueso se haya soldado? Tal demanda sería ridícula porque el dolor es el resultado de la fractura. Una vez el miembro haya sido asentado, el dolor se irá por sí solo. Las dudas son dolores espirituales que emanan de nuestro pecado. La irreverencia ha roto nuestra unidad espiritual con Dios. Primero debemos restaurar la unidad espiritual con Dios y luego las dudas respecto a la existencia de Dios o de la divinidad del Maestro desaparecerán por sí solas. Solamente entonces el dolor se desvanecerá.

Fuente: Enseñanzas del maestro