bfly4

Quizás algunos, o muchos, de nosotros crean que no tienen religión ni fe. Estamos y estaremos con Cristo, aunque no lo sepamos y, aparentemente, aunque no lo queramos. El está con nosotros, en la medida en que sea sincera nuestra hambre y nuestra sed de justicia, de verdad, de amor.

Fuente: La degradacion de los mundos y la urgente renovacion de la tierra