feather 15

A veces vas a sentir que no tienes fe, y sin embargo crees en el fondo del corazón. En estos momentos, cree en tu fe. Las cosas se mejorarán. Cristo está todavía, aunque esté un poco escondido. Ni siquiera temes el infierno—porque Él está allí también. Quien grita y anhela, no se perderá. El Señor revela su gloria en aras de nosotros. Recuerda que el Señor intercede de parte nuestra (Rom 8:34) y no puede más que intervenir con su socorro si tu corazón lo anhela.

Fuente: Él conoce nuestras necesidades