two feathers

Hubo dos cosas que mi padre dijo que me impresionaron y han quedado grabadas toda mi vida. Una fue esta. Recuerdo lo que me dijo después de un día de fiesta: «Estaba preocupado por ti». Yo le dije: «¿Pensaste que había tenido un accidente?». Me respondió: «Eso no habría significado nada… Pensé que habías perdido tu integridad». Luego, en otra ocasión me dijo: «Recuerda siempre que si vives o mueres no importa. Lo que importa es para qué vives y por qué estás dispuesto a morir». Estas dos cosas fueron el trasfondo de mi educación.

Fuente: Su nombre es hoy