shell15

En referencia al amor, se podría decir que así como un pequeño fuego se extingue con la tormenta, un gran fuego, en cambio, se intensifica con ella: lo mismo sucede con la fe, que si es débil se debilita con prédicas y catástrofes, mientras que si es una fe fuerte, se ve más fortificada ante ello.

Fuente: El hombre en busca de sentido