pink and white shell

El mero hecho que tantas cosas están en conflicto, no significa que debemos estar divididos nosotros. Y, no obstante, se nos dice, ya que vivimos en un mundo en conflicto, adaptémonos a él. Por extraño que parezca, los que más propugnan esta idea tan anticristiana son los supuestos cristianos mismos. ¿Cómo podemos creer en el triunfo de la justicia, si ya casi nadie está dispuesto a sacrificarse por una causa justa?Últimamente tuve que pensar mucho en un relato del Antiguo Testamento. Moisés se mantuvo de pié, con los brazos en alto, todo un día y toda una noche, implorando a Dios que diera la victoria a los israelitas. Cada vez que bajaba los brazos, la batalla se inclinaba en favor del enemigo. ¿Habrá todavía gente que no se canse de dirigir todos sus pensamientos y todas sus energías, de todo corazón, hacia una sola causa?

Fuente: En busca de paz