peaches3

Una experiencia concreta y válida es exigir a las religiones que paguen la deuda que asumen frente a los hombres, los que creen en el creador y padre. Los que tienen el mismo padre son hermanos. Pero ¿quién obra realmente como hermano de todos los hermanos en humanidad, empezando por los vecinos, por el barrio, por la comunidad, hasta llegar a los hermanos de todas las razas, de todas las lenguas, de todas las religiones? Con humildad y con amor, seamos exigentes, sobre todo con nuestra religión cristiana. ¡Qué responsabilidad habernos encontrado con Cristo en nuestro camino!... ¿Qué hemos hecho del evangelio de Cristo, del ejemplo de Cristo?

Fuente: Un pacto digno de coronar nuestra marcha