Monarch Butterfly

Lo importante es no dejar de cuestionar. La curiosidad tiene su propia razón de ser. Uno no puede evitar ser curioso cuando contempla los misterios de la eternidad, de la vida, de la maravillosa estructura de la realidad. Es suficiente si uno trata de comprender un poco este misterio cada día. Nunca pierdas esa santa curiosidad.

Fuente: Life magazine, May 2, 1955