plant in a nut shell

No mires hacia adelante en temor
a los cambios de la vida;
en vez, recíbelos
con plena esperanza mientras suceden.

Dios, quien tu perteneces a Él,
te llevará seguro a través de todo;
y, cuando ya no lo puedas soportar,
Dios te llevará en Sus brazos.

No temas lo que pueda pasar mañana;
el mismo Padre comprehensivo
Quien te cuida y vela hoy
Te cuidará entonces y en cada día.

O te protegerá de sufrimiento
O te dará la fuerza infalible
para soportarlo.

Estad en paz,
y deja de lado todo ensamiento e
imaginaciones anciosas.

Fuente: Verdad católica