Beachnut

No poseo nada que ustedes no tengan ya, pero hay mucho que pueden tomar y que yo no puedo darles. No podemos recibir el cielo mientras nuestros corazones no descansen en el presente. ¡Reciban el cielo! No hay paz en el futuro que no esté con nosotros ya en secreto. ¡Reciban la paz! La tristeza del mundo no es más que una sombra; tras ella, al alcance de la mano, está la alegría. ¡Reciban la alegría!

Fuente:«Carta a un amigo», 1513