red star with white pine branch

La vida de Cristo no era «suya», era para la misión. La vida de Maria no fue «suya», fue para la misión. La vida de los pastores que, antes de recibir el anuncio, antes de verle, era «suya», ya no lo fue más; fue para la misión, aunque se quedaran en sus casa con sus mujeres, sus hijos y sus rebaños. El mensaje que llevaban a su pueblo, los hechos que narraban y rememoraban, ¿cuáles eran? La vida que para los pastores fue suya hasta ese momento, ya no lo fue más.

Fuente: La familiaridad con Cristo