three white butterflies

Jesús fue directamente a los marginados. Prefirió más asociarse con los pecadores que con aquellos que se distinguieron orgullosamente. Jesús compartió la suerte de los oprimidos porque el mismo Dios; ama a aquellos que la sociedad rechaza, a quienes el mundo considera indignos. Dios quiere ayudar a todos, para elevar a la luz la dignidad que cada uno posee.

Fuente: Everyone Belongs to God