leaftwig11

Si se cae la esperanza de tu pecho,
Si se acaba el deseo de luchar,
No te olvides el rostro de tu pueblo,
Y confía que el Señor te vio.

Aunque el tiempo se presente difícil,
Y aumente en nosotros la aflicción,
Que no caiga la esperanza hermano mío, No se apague la luz del reino de Dios.

¡Que no caiga la fe, que no caiga la esperanza!

Fuente: Canto y Fe de América Latina