leaftwig13

Las cosas andan mal en las iglesias y comunidades cristianas, porque las palabras de Jesús, sobre hacer la paz el uno con el otro antes de llevar una ofrenda al altar, ya no se toman con seriedad. El mismo Jesús dijo esto, y como seguidores suyos se nos ha encomendado ser testigos de sus palabras. Para nosotros esto significa que no debemos orar o participar en la cena del Señor, a menos que haya una paz completa entre nosotros. Con mucha frecuencia las cosas quedan sin resolver cuando las personas oran juntas. Pero la vida compartida en comunidad no perdurará de esa manera y tampoco lo hará el matrimonio. Debemos aclarar las cosas y perdonarnos unos a otros una y otra vez.

Fuente: Discipleship