new green leaves

Jesús expresó como nadie el espíritu y la voluntad de Dios. Por este motivo, Lo veo y Lo reconozco como el Hijo de Dios. Dado que la vida de Jesús tiene el significado y la trascendencia que he mencionado, creo que Él pertenece no solamente al cristianismo sino al mundo entero, a todas las razas y gentes, sin que importe mucho bajo qué bandera, nombre o doctrina sirvan, profesen una fe o adoren al Dios heredado de sus antepasados.

Fuente: Mi religión