hawthorne branch

La pascua aparece y suena en términos que todos nosotros escuchamos, si así lo procuramos: que el alma humana es inmortal. Por medio de la resurrección de Jesucristo tenemos testimonio adecuado para comprobar que esta vida terrenal no es el final, que la muerte es solo una parte del cuento, que esta vida terrenal no es nada más que un preludio embrionario para un nuevo despertar; que la muerte no es un periodo que termina esta gran oración de la vida, sino una coma, que da puntuación a un significado mayor. Eso dice y ese es el sentido de la Pascua. Esa es la pregunta que la Pascua resuelve: que la muerte no es el final.

Fuente: Sermón “Questions That Easter Answers,” Dexter Avenue Baptist Church, Montgomery, Alabama, EEU, 21 de abril de 1957.