0320

Durante mucho tiempo, busqué firmeza y seguridad entre los sabios e inteligentes, apenas consciente de que las cosas del Reino son reveladas a los ninos, y que Dios ha escogido – para avergonzar a los sabios – a aquellos que son necios según las convenciones humanas. Pero cuando experimente la calida acogida, sin pretensiones, de los que no tienen nada de que jactarse; cuando recibi el abrazo cariñoso de personas que no hacian preguntas, entonces descubrí poco a poco que el verdadero retorno a nuestro hogar espiritual significa volvernos hacia los pobres de espiritu, a quienes pertenece el Reino de los Cielos.

Fuente: En busca de paz